Cambio en el Protocolo de COVID-19


Detalles de la “Apertura a 50%”

Queridos miembros de la Parroquia San Ignacio de Loyola: a la luz de las pautas de los CDC, de la orden ejecutiva del Gobierno de Puerto Rico, y las directivas de la Arquidiócesis de San Juan, estamos haciendo algunos ajustes a nuestros protocolos que nos permiten acomodar hasta el 50% de la capacidad de la iglesia.

Agradezco de corazón todo el apoyo que han ofrecido durante el pasado año para hacer cumplir estos procedimientos y medidas de seguridad. Me siento muy consolado de poder trabajar con un equipo de profesionales de la salud, voluntarios y familias de nuestra Parroquia que han ofrecido cuidado y acompañamiento pastoral en medio de la pandemia.

Cada uno de ustedes ha contribuido de una manera singular a que sigamos celebrando, de una manera presencial y con seguridad, nuestras liturgias, programas de formación y celebraciones sacramentales.

Por tanto:

*A partir de este domingo, 30 de mayo, los feligreses que deseen asistir de una manera presencial a las liturgias no tendrán que registrarse en línea ni tener que reservar por teléfono.

*Continuaremos recibiendo a los feligreses que entrarán y saldrán por las puertas principales de la iglesia.

*Hemos abierto todos los bancos de la iglesia y redistribuido los espacios para mantener el debido distanciamiento. Como solo podemos acomodar el 50% de la capacidad, estaremos utilizando solamente los bancos que estén marcados con el logo de la iglesia.

*Aunque todos los sacerdotes jesuitas que servimos en la parroquia estamos completamente vacunados, todos continuaremos higienizándonos las manos y usando máscaras para la distribución de la Comunión.

*Para comulgar, seguiremos recibiendo la eucaristía en la mano.

*Ujieres, ministros de hospitalidad, ministros extraordinarios de comunión y cualquier otro voluntario seguirán las misma directrices y protocolos establecidos para nuestras celebraciones litúrgicas.

*Todos los demás protocolos permanecen vigentes por ahora (por ejemplo, no se intercambia el signo de la paz).

*Seguiremos ofreciendo las Misas virtuales de 7:30 am y 9:30 a.m.

Algunos pensarán que estos cambios pueden ser prematuros y que van demasiado lejos; otros pensarán que no son lo suficientemente flexibles. Esperamos que estas adaptaciones, fruto de muchas deliberaciones, así como de extensas conversaciones con otros párrocos, permitan que todos puedan sentirse cómodos y participen de la Eucaristía con paz y tranquilidad.

Les exhorto a que sigamos siendo responsables y solidarios con la salud y cuidado de nuestros hermanos y hermanas envejecientes y con todos los que tengan condiciones de salud inmunocomprometidas.

Si no has recibido la vacuna y no tienes ninguna objeción de conciencia o de salud, te pido que lo hagas con prontitud.

Muchas gracias por sus oraciones. Les tengo siempre presentes en mis intenciones diarias y les agradezco el que podamos peregrinar juntos como parroquia de la Compañía de Jesús en Puerto Rico.

Ad Majorem Dei Gloriam
Flavio I. Bravo, S.J.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *